Vota Por ti “Los poderes Magicos y Milagrosos de la Vida”

12 Dic

VOTA POR TI

Por: Eddie Pérez E.

Todos los poderes mágicos y milagrosos de la vida

Están en tu mundo guardados porque no sabes usarlos

¿A poco no has soñado con poseer poderes mágicos, de tener la oportunidad de encontrar una lámpara con un Genio y te conceda 3 deseos?  Imagínate de pronto tú con poderes increíbles, que sin darte cuenta ahora puedes mover objetos sin tocarlos físicamente. Piensa que por verdadero arte de magia, puedes ver a distancia o preveer el futuro. Supón que puedes conocer los pensamientos de otra persona, que puedes curar enfermedades y leer el pasado de un objeto o de una persona. De pronto sabes encontrar riquezas que nunca imaginaste, oro, placeres y una fuente de agua rejuvenecedora.

Sin embargo, me parece que has envejecido, te consideras gallina en un corral como el águila que fue encubada por una gallina, siempre pensó ser una gallina por estaba rodeada de ellas. Se te ha enseñado a pensar que las capacidades increíbles no son para ti, que las cosas mágicas y los milagros son mas bien simples fantasías… ¡francamente sueños tontos! O crees que estas cualidades especiales son solo para unos pocos, o de aquéllos a los que se les ha otorgado una especial gracia.

Tú tienes más capacidades de las que realmente ni te imaginas, se te ha dado el don de Dios y juegas al tonto. No es una simple fantasía ser hijo de Dios y te aniquilas culpándote de errores del pasado. ¿Cómo quieres pensar en volar si tienes todo el cuerpo de gallina, cacareas como gallina, duermes como gallina y escarbas la tierra como gallina?  ¿Cómo quieres tener el desarrollo de poderes cuando ni siquiera intentas curarte una simple gripa o un simple resfriado?

Las capacidades extraordinarias solo son para los que creen, para los que tienen fe, para los que confían, son un don exclusivo para los que pueden imprimir su sello en la frente de los demás. Son un don para los que pueden hacer huella y dejan algo bueno en los demás.

Es de verdad que si no hemos heredado un cuerpo fuerte y una salud maravillosa, tal vez nunca llegues a ser un campeón olímpico, por muchos ejercicios y entrenamientos que hagamos, ni operaciones, ni dopándose, pero también es verdad que cualquiera que no sea tullido o disminuido físicamente puede desarrollar una destreza atlética, con tal de que haga un estilo de vida de esta meta. Los grandes bailarines, por ejemplo, no nacen, han alcanzado su grandeza siguiendo un programa de progreso.

También es verdad que algunos nacen con un talento natural con una cierta dirección, pero tú puedes desarrollar la gama total de poderes que han sido siempre parte tuya. No puedes negarte de ser un hijo de las generaciones que se han esforzado por cumplir con un único fin, mejorar tus condiciones, eres hijo de un arquitecto perfecto, que te heredó un cuerpo con poderes de una recuperación inimaginable, tu organismo se regenera constantemente como un verdadero milagro.

Vivimos tiempos gloriosos, hemos ampliado la capacidad tecnológica para aportarnos un beneficio maravilloso detrás de otro.   En alimentos, medicinas, literatura, ropa, calzado, edificios, calles, transporte… etc.

Tristemente el deterioro está en la fe del hombre mismo, en la creencia, en la confianza. Nadie cree, nadie confía, nadie tiene fe en si mismo. Cuando hay una riqueza superior en todos los ámbitos, el hombre se vuelve más hueco, está vacío en una riqueza superflua.

Ya no eres niño, ya no tienes ilusiones, ya se te acabaron los sueños, ya eres un vejestorio como los árboles que mueren de pie y aparentan estar vivos. Estás lleno de parásitos, eres un escombro de pensamientos, una basura de la copia, del duplicado, de lo que los demás actúan, eres un espejo de lo que son los demás, ya no eres auténtico, ya no eres tú.   Hace mucho que dejaste de creer en ti, en tus posibilidades. Ahora comienzas buscando tu propia identidad en la de los demás.

No esperes que alguien se compadezca de ti y te vuelva a ofrecer un sacrificio en otra cruz, otro Cristo, otra salvación, otro cielo

En la antigua India había un rey. Un día, estaba durmiendo la siesta en su cama cubierta de flores, mientras sus sirvientes le abanicaban y sus soldados montaban guardia ante su puerta. Tuvo un sueño en el que un rey vecino le derrotaba en una batalla, le hacía prisionero y le torturaba. se despertó sobresaltado y se vio en su lecho de flores, con los sirvientes abanicándole y los soldados haciendo guardia. Volvió a quedarse dormido y a tener el mismo sueño, y nuevamente se despertó y comprobó que estaba confortablemente a salvo en su palacio.

Entonces comenzó un pensamiento a rondar insistentemente la cabeza mientras estaba dormido, el mundo de sus sueños le había parecido perfectamente real; y ahora que estaba despierto, le parecía igualmente real el mundo de los sentidos. Quería saber cuál de aquellos dos mundos era el verdaderamente real.

Ninguno de los filósofos, sabios y videntes a los que consultó fue capaz de darle una respuesta. Llegó al palacio un hombre que sabía el significado y le dijo: –Desde mi más tierna infancia, se me han cerrado todos los caminos; por eso he seguido ávidamente la senda de la sabiduría.

-Habla, pues, dijo el rey. – Ni el estado de sueño son reales. Cuando estás despierto, el mundo de los sueños no existe; y cuando duermes, lo que no existe es el mundo de los sentidos. Por eso ninguno de ellos es real.

Pero, si el estado de vigilia como el estado de sueño son irreales, entonces ¿qué es real?», preguntó el rey.

Los verdaderamente despiertos ya no están a merced de la vida y la muerte, del crecimiento y la decadencia, del éxito y el fracaso, de la pobreza y la riqueza, del honor y el deshonor. Para ellos, ni siquiera el hambre, la sed, el calor y el frío. Han llegado a darse cuenta de que nunca es necesario cambiar lo que ven, sino tan sólo la forma en que lo ven.

Un saludo para mi amigo Roberto Cavazos y su familia de la tortillería compuestos del maíz de la calle Hidalgo y para mis amigos Chabelita y para Marcelo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: